Diario de un psicólogo: Desde que fui hasta que dejé de serlo por José Antonio Roldán Sánchez

June 26, 2019

Diario de un psicólogo: Desde que fui hasta que dejé de serlo por José Antonio Roldán Sánchez

Titulo del libro: Diario de un psicólogo: Desde que fui hasta que dejé de serlo

Autor: José Antonio Roldán Sánchez

Fecha de lanzamiento: February 14, 2015

Editor: ELB Ediciones

Descargue o lea el libro de Diario de un psicólogo: Desde que fui hasta que dejé de serlo de José Antonio Roldán Sánchez en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

José Antonio Roldán Sánchez con Diario de un psicólogo: Desde que fui hasta que dejé de serlo

Siempre se suele decir que uno no puede ser juez y parte...pues bien...esos límites hace tiempo que los pasó Jack Ford... Un recorrido por una vida sin rumbo y sin frenos, donde el juego de la azarosa memoria nos llevará a conocer la enfermiza mente de un psicólogo algo "distinto" a los profesionales de la psicología. "Diario de un psicólogo: desde que fui, hasta que dejé de serlo" intenta mostrar cuales son los procesos mentales de un psicópata no evaluado y en plena libertad. El humor más ácido y negro salpica cada una de las páginas de este libro casi en la misma proporción que la sangre que salpica cada uno de sus párrafos.
No hay que dejarse guiar por el título de la obra porque en realidad no se trata de un diario al uso o al menos lo que las personales "normales" entendemos como un diario. El protagonista intenta dejar una serie de pautas y directrices a seguir a su "Yo Futuro" en caso de perder la memoria, pero como eso de escribir y de explicarse no lo tiene muy usado el intento de hacer un diario se convierte en algo hasta ahora no catalogado y que tendrá que ser el propio lector el que intente colocarlo en alguno de los géneros literarios conocidos.
Con Jack Ford viajaremos por diferentes puntos del orbe terrestre a la misma vez que por diferentes estados emocionales y sentimentales, además de variados cambios de personalidad y multitud de encuentros con lo desconocido para él y para el resto de los mortales, porque poco a poco iremos comprobando que la realidad que nuestro protagonista vive quizás, y sólo quizás, esté eones alejada de la realidad existente. Ésta y otras confusiones le llevará a vivir escenas difíciles de explicar y más aún de asumir.
El autor utiliza en todo momento la ironía, el humor negro y las dobles, triples y múltiples interpretaciones de las palabras y los hechos para hacernos partícipes de los momentos vitales de un ser humano, por definir de alguna manera, que contiene en sí diferentes y variopintas enfermedades mentales.
Ante todo es una novela que utiliza la ironía como arma casi arrojadiza para enfrentarse a la sociedad actual, donde la hipocresía y la injusticia están en el orden del día. El “ya nada nos sorprende” está muy presente en las reflexiones que se hacen sobre el poco grado de asombro que tiene el ser humano del siglo XXI ante lo que pasa alrededor suyo. Poco o nada nos afecta las desgracias que vemos en los medios de comunicación y las que acontecen en nuestro entorno aún menos.
Jack Ford, el psicólogo protagonista, está repleto de traumas, enfermedades mentales y sobre todo de desidia y nulo interés por sus congéneres. Es como una abeja que de flor en flor prueba todo aquello que le apetece en cada momento de su vida sin preocuparle absolutamente nada lo que piensen los demás y sin mirar que sus actos pueden tener consecuencias. Podríamos estar hablando que “Diario de un psicólogo” es una especie de viaje iniciático, aunque con tintes psicodélicos, y que desde su inicio se tiene claro que no llevará a ninguna parte y mucho menos a la evolución espiritual de su viajero.
La más que certera pérdida de la memoria será un mero recurso accidental que Ford utilizará para su propio beneficio para manejar a su “Yo futuro” cuando se haya esfumado cualquier recuerdo de lo que fue. Y es por eso que emprende la dura tarea, teniendo en cuenta su poca habilidad a la hora de escribir, de redactar lo que él llamará un diario y que en realidad será una especie de ficción artificiosa de un pasado que seguramente ni siquiera existió. Si a todos en algún momento de nuestra vida nos gustaría cambiar algo de nuestras vivencias pasadas a Jack Ford se le concederá ese deseo, pero de una manera muy peculiar y más curiosa será la forma de afrontar esa nueva oportunidad que le da el destino en un parque de atracciones.
El autor pretende con esta obra hacer reflexionar a partir de situaciones donde la ironía y el humor negro suelen estar presentes. Una manera distinta